Cuando prefiero no bailar

Cuando prefiero NO bailar…

Hay situaciones en las que prefiero no bailar…

Hace ya tiempo que me ronda en la cabeza una idea que da vueltas y vueltas… digamos que tengo un «Lindo Carácter», así que quizás por eso esas situaciones no es que no me pasen, sino que las veo desde ¿otra perspectiva?…


Me educaron enseñándome el Respeto hacia los demás, también me enseñaron que debo Respetarme a Mí misma y de ser necesario hacer que me Respeten… Entonces hay veces que no entiendo determinadas actitudes y que tomo como faltas de Respeto… puedo estar equivocada eso lo sé, pero me encantaría que me las explicaran…

Desde el primer día que fui a una Milonga, casi instintivamente tomé la actitud de no salir a bailar con cualquiera que me cabeceara… apenas podía dar los primeros pasos, pero no me gustaba eso de salir a bailar con cualquiera… tenía la necesidad natural de mirar primero como bailaban, no solo mirarlos a ellos sino también a las mujeres que bailaban esa tanda… como puse es algo que me sucedió de forma natural… con el tiempo me enteré que las Milongueras hacen eso, que observan… para mí es una forma de hacerme Respetar… necesitaba y de hecho aún necesito ver que esa persona no hace nada (para mí) incorrecto… entendiendo como incorrecto zamarrear a la Mujer, usarla de para-golpe contra otras parejas, que respete el sentido de la pista… nada muy complicado… siendo principiante me ocurrió algo que no esperaba alguien me sacó a bailar y en el medio de la tanda se le dio por explicarme como bailar… ahí una alarma surgió en mi cabeza… si quiero que me corrijan voy a una clase, ese el ámbito… si quiero bailar voy a la milonga… es simple ¿no?

¿Qué sucedió después? simple, nunca más volví a bailar con ese que se me hizo el «maestro» en la pista y comencé a prestar más atención… cuando estoy bailando más de una vez escucho que hay alguno haciéndose el «maestro» en la pista, entonces abro los ojos (suelo bailar con los ojos cerrados)… ubico quien es el que hace eso… ¿por qué? simple… se me prende esa alarma en mi cabeza y si me llega a cabecear mi respuesta es no…

Escucho a algunas quejarse de que muchos hombres no toman clases, que se les hacen los «maestros» en medio de la tanda, o que las agreden de diferentes formas, (incluyo la excesiva sudoración, existe la posibilidad que hacen muchos, de llevarse varias camisas a la milonga y así todos más cómodos)… pero así y todo… veo que esas mismas mujeres en lugar de optar por decirles «No, Gracias!» (cuando las cabecean) les dicen «Si» y salen a bailar.
Cuando les pregunto ¿por qué hacen eso? me contestan cosas como «pero si digo que No, entonces no bailo en toda la noche y vengo a bailar»… ahí la alarma se me vuelve a encender… juro que no entiendo esa actitud… algunas al ver que no las entiendo me dicen «Vos vas con xxx a la milonga, entonces tenés asegurado bailar… por eso no lo entendés»… a esas mujeres les digo que si bien es verdad que suelo ir a milonguear con un Amigo, él no baila exclusivamente conmigo… también sucede que capaz no fue…

Antes de salir a bailar una tanda… observo… si no me gusta lo que veo no salgo a bailar, porque para mí bailar es un Placer tan grande que no quiero arruinarlo con nada… de hecho me ha pasado y me pasa que cuando alguien me gusta mucho cuando baila también me cuesta decirle «Si» (pero eso es harina de otro costal, porque pasa por mi propia inseguridad con mi baile y entiendo que si me está sacando a bailar es porque él o ella ya me observó)…

Acá no hablo de técnica, no hablo de «estilos», hablo de que me gusta Bailar y lo que genera en mí… me gusta cerrar los ojos y dejarme llevar, me gusta abrazarme bien cerquita y como dicen por ahí «enamorarme» por esos 3 minutos que dura un Tango (ojo! ese «enamorarme» se esfuma una vez terminado el Tango jajaja), entonces no quiero que nada lo interrumpa, no quiero un «maestrito» en la tanda, no quiero alguien que me sacuda como una muñeca de trapo, ni que no tenga sentido del espacio y me haga ponerme alerta… por ese motivo, por ese simple motivo opto, prefiero y elijo «Planchar» muchas veces (no tienen ideas de cuantas veces jajaja)… opto por decir «No, Gracias!» si siento que no voy a disfrutar de la tanda… y soy sincera, porque si ese No se debe a que ya mis pies no pueden más lo digo en mis disculpas e incluso soy de las que si le dijo que No a alguien, no sale a bailar en esa tanda (aunque me venga a sacar alguien con quien desfallezco por bailar)…

¿Por qué hago eso? porque siento que es la forma de Respetarme, de Respetarte y de hacer que me Respeten, porque Bailar Tango es entregarse con todo el ser, es que cada átomo de tu cuerpo estalle y si no puedo sentir eso, entonces prefiero no bailar…
«Si No te Respetas, No te Respetan»… entonces la solución es simple… ¡Que Planchen! y si para eso tengo que Planchar toda la noche, entonces me banco mi decisión… me tomo un Tía María, charlo con amigos y disfruto de la noche igual… porque si me cabeceaste o te acercaste a mí y te dije que «Si» es porque sé que puedo cerrar los ojos y dejarme llevar…
Hebe Mtz

Una respuesta a “Cuando prefiero no bailar”

  1. Pues tal vez tengas toda la razón del mundo, el tango no es un baile primitivo y machista de cabeceos con respuesta si porque hay menos chicos que chicas, el tango es el baile sublime y sólo el consentimiento por ambas partes lo convierten en el más bonito. No me tomo la invitación de un hombre «no apto» como una falta de respeto pero si que estoy de acuerdo en que bailar por bailar, desvirtúa la esencia del tango y por supuesto, estropea la pista de baile, tanto placer tiene bailarlo bien como verlo bien bailado. Y no me refiero a bailar con los divinos o iluminados, he bailado con hombres que sólo caminaban porque llevaban clases de tres meses y los tengo bien anotados en mi memoria para cuando lleven tres años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *